Fuhrmann managed farms

Los campos administrados por Fuhrmann al igual que su fábrica están trabajando bajo certificación RWS

Desde octubre de 2018, Fuhrmann es proveedor oficial de la lana certificada Responsible Wool Standard de Textile Exchange. La certificación se obtuvo para los 12 establecimientos manejados por Fuhrmann a lo largo de la Patagonia, así como para la fábrica de lavado y peinado con base en Trelew.

Desde que el Textil Exchange publicó en 2016 su nuevo estándar de Lana Responsable, Fuhrmann ha seguido de cerca el desarrollo del mismo. Cuando el estándar también se introdujo en Argentina en 2017, Fuhrmann se asoció inmediatamente con Textile Exchange para lanzar el estándar en Argentina.

Certificación en Campos

Willy Gallia, director de sostenibilidad de Fuhrmann, explica: Dado que cada país productor de lana tiene condiciones naturales diferentes, era necesario adaptar la norma RWS para garantizar el mejor bienestar de los animales ovinos en Argentina. Debido a que ya habíamos adquirido experiencia en la adopción de protocolos de bienestar animal durante los últimos 10 años en nuestros establecimientos, pudimos ayudar a Textile Exchange a preparar el estándar para Argentina”.

Actualmente, Fuhrmann maneja 12 campos con un total de 130.000 lanares que producen 460.000 kg de lana orgánica o en proceso de convertirse en lana orgánica. En 2018, todos los establecimientos han sido certificados RWS. Esto implicó capacitar a todos los capataces y peónes sobre los requisitos del protocolo RWS. Efectivamente, la implementación de la norma RWS conduce a un cambio cultural en los campos porque cada uno de los involucrados necesita trabajar más y de una manera diferente”, dice Marco Gallia, Director General de Fuhrmann.

Certificación en fábrica

Fuhrmann, que forma parte del Grupo Schneider, no sólo maneja 12 Establecimientos de lanares, sino que también se encarga de procesar la lana en su planta de Trelew. Esta integración vertical resulta en un gran beneficio para transparentar la trazabilidad de la lana a lo largo de la cadena de suministro. El proceso de certificación RWS para la planta procesadora fue un paso fácil, ya que la misma ya está certificada por GOTS. Ambas normas requieren una cadena de custodia, por lo que el sistema ya estaba en funcionamiento para cumplir los requisitos del RWS.

Obtener la certificación RWS fue una decisión natural, ya que el estándar encaja perfectamente con la filosofía de la compañía y del grupo de adherirse a los más altos estándares disponibles en todas las partes del negocio”, explica Giovanni Schneider, CEO del Grupo Schneider. Además de la fábrica de Trelew, nuestra fábrica Pettinatura Di Verrone, situada en la zona de Biella, obtuvo la certificación RWS en julio de 2018″, explica.

Inversiones para el medio ambiente y los animales

La implementación del estándar RWS en todos los Establecimientos significó, por supuesto, una inversión de tiempo y dinero. Se tuvo especial cuidado en capacitar a cada miembro del equipo sobre el RWS y en particular sobre los requisitos de bienestar animal. Para la empresa, la inversión valió la pena, ya que la norma también ayuda a racionalizar todos sus esfuerzos para adherirse a normas elevadas de bienestar animal y sostenibilidad. El RWS es una herramienta para ayudar a cada establecimiento a ser más eficaz e identificar el alcance de la mejora.

Disponemos de lana orgánica certificada GOTS, RWS y libre de mulesing.
Póngase en contacto con nosotros directamente aquí.

This post is also available in: Inglés